El día que Walter Cardozo saco a pasear la defensa mediática de VIA


Vergonzoso intento de linchamiento mediático en Perico

El día 26 de mayo, el concejal Justicialista Walter Cardozo (EDIJUS), acudió en calidad de invitado al programa “Políticamente Incorrecto” que se emite desde las 21.00 hs en el multimedio más importante de la región de los valles de los Pericos.

Grande fue la sorpresa para los oyentes y televidentes, que fueron testigos, de un furtivo ataque a una autoridad de la comunidad, sobre la cual se lanzaron dagas guionadas, sin otorgar el tiempo prudente para que el invitado genere su repuesta, atento a su derecho, como al de los espectadores. Cardozo era interpelado por panelistas iracundos, siendo permanentemente interrumpido; con tonos agresivos y ninguna capacidad de receptar la exposición del invitado, quedando en evidencia que solo buscaban descarrilar  la templanza del concejal.

Desde luego, Cardozo, con varios años de experiencia legislativa, ofreció repuestas a cada pregunta, sin lograr aportar su argumentación completa, por permanentes intervenciones inquisitorias. El concejal padeció una furibunda cascada de acusaciones, que socavaron el manual de ética de cualquier periodista que se considere un verdadero trabajador en esta profesión (indagar para que las conclusiones surjan en los espectadores, lectores u oyentes).

Más allá de la emboscada, decadente ardid en el que cayó el medio emblemático de la ciudad, que durante tres décadas contribuyó al fortalecimiento de la democracia con importantes aportes periodísticos, hoy rifados en una apuesta mediática orientada a la degradación de un opositor.

Sobre todas las cosas, el programa emitido provocó una profunda decepción en los televidentes, quienes con su aporte mensual (abono) acompañan al emprendimiento de amplia trayectoria, quienes no merecen observar como una manada de sicarios de la palabra se ensañan con una autoridad, a quien se la interrumpe hasta la falta de respeto absoluta.

Semanas pasadas, en «Políticamente Incorrecto» fue entrevistado el Intendente; quien a la pregunta, previa complacencia “estoy de acuerdo que su señora esposa ocupe un cargo, es de confianza según mi opinión” sostenía la panelista; ¿pero que dice al respecto?; a lo cual Demarco dijo: “Es una pregunta picante, de las que me gustan”, sin embargo su repuesta se remitió a una obviedad, destacar la confianza que deposita en su esposa.

La panelista para asumir el rol de periodista debió preguntar; Si existe una prohibición expresa a la designación del cónyuge según la ley; además no se aprobó el organigrama para el nombramiento en un nuevo cargo; y tampoco posee presupuesto autorizado para afrontar el aumento del gasto público; ¿por qué Ud. no acata las disposiciones jurídicas?¿su esposa devolverá los sueldos que viene percibiendo de manera ilegal?, más aún al ser una mujer la que interroga, debió contemplar al menos la siguiente reflexión: ¿acaso Ud. Sr. Intendente, somete a su esposa a una situación de violencia de género, al exponerla a un ilícito?, ya que no existe ninguna norma que justifique su cargo; ¿que mujer, en su sano juicio aceptaría un trabajo ilegal?.

El oficialismo recurrió a montar una  parafernalia mediática, para raspar la figura opositora del concejal Walter Cardozo, celebrando sus seguidores ultra ideologizados los ataques que desde el jefe comunal se disparan hacia el edil justicialista; muchos de los cuales resultan hasta racista; por ello el INADI ya posee en su escritorio la denuncia correspondiente.

Anoche, los panelistas  amplificaron  los considerandos que a diario ofrece el intendente Luciano Demarco, con tics tales como “Ud. Pone palos en la rueda”; “Ud no quiere que a Perico le vaya bien”; “Cardozo no quiere a Perico”; denostando en público la nobleza de la Carta Orgánica Municipal, la cual un periodista con un poquito de formación, consultaría para analizar las situaciones irregulares que hoy han llegado hasta la justicia.

Los entrevistadores de VIA se convirtieron en un grupo de tarea, y el canal en una trinchera del oficialismo, lejos de los conceptos institucionales que supo pregonar como medio indiscutido en responsabilidad social por años.

El programa que ayer se emitió, dejó un gusto amargo en la mayoría de los televidentes y oyentes, sin importar la pertenencia política,  no solo se trató de un intento de linchamiento a un opositor, a quien podemos aceptar o no; estamos hablando del uso de un medio y de los recursos de los abonados, para hostigar y degradar las expresiones que el voto popular ha consagrado; Tecnovisión abofeteó su propia historia, acaso el único valor que la actual competencia no puede ofrecer.

Previous Atropello periodístico genera pérdidas millonarias en empresa de medios
Next Derrumbe comercial: este es el escalofriante número de locales y empleos que la cuarentena ya devoró en Capital