Ingresó denuncia al INADI por racismo y avanza la investigación por adulteración de instrumento público


“Cardozo debería regresar a donde nació; personajes de esta calaña deberían estar presos”, fueron las afirmaciones que el Intendente Luciano Demarco despachó en un medio audiovisual, las cuales llegaron a todos los rincones de la provincia.

La nota fue reproducida en varios medios de Jujuy, generando el repudio a los dichos del jefe comunal de Perico. Jujuy posee un vínculo cultural y sanguíneo con la hermana nación de Bolivia, imposible de atacar, ya que como provincia fronteriza, unidos a un pasado común, somos una región en simbiosis permanente.

El concejal Walter Cardozo, en defensa de la comunidad Boliviana en Perico y en toda la Provincia de Jujuy, reconociendo que Demarco incurrió en un delito, tipificado en la ley penal, debió realizar la denuncia pertinente ante el INADI, ya que de lo contrario sería cómplice; invocando la Ley 23.592Art. 3°, que reza: Serán reprimidos con prisión de un mes a tres años los que participaren en una organización o realizaren propaganda basados en ideas o teorías de superioridad de una raza o de un grupo de personas de determinada religión, origen étnico o color, que tengan por objeto la justificación o promoción de la discriminación racial o religiosa en cualquier forma.

Walter Méndez delegado del INADI tendrá el deber de abordar la penosa situación ejecutada por un funcionario público, de quien se espera probidad en su conducta. Méndez hoy esta bajo la lupa, su accionar deberá ser ejemplar, ya que pone en riesgo su propia designación. Méndez cuando sumió puso en tela de juicio al responsable anterior del INADI – Jujuy, de quien señaló, cajoneó varias denuncias, algo que en su gestión Méndez no realizaría.

Para ampliar la investigación, el delegado cuenta con infinitas publicaciones en centenares de muros de los seguidores del jefe comunal, expresiones de funcionarios y aliados políticos en el mismo sentido, que con total naturalidad se despachan en épitetos racistas para referirse al concejal Cardozo o a los vendedores ambulantes de la ciudad de Perico, a quien el intendente se propuso desterrar de sus habituales puestos de trabajo.

La colaboración de la Unidad de Delitos Informáticos será un instrumento vital para erradicar la legión de trolls que dañan la convivencia en la comunidad de Perico; con expresiones racistas, a quienes también se les debe aplicar una sanción. Sin embargo las declaraciones del jefe comunal, en diferentes medios, de las cuales están disponibles los registros, son pruebas irrefutables.

Por otra parte, en la justicia penal avanza la denuncia realizada por los cinco concejales de Perico (Federico Manente (UCR), Carlos Caliva (PJ), Claudia Gallardo (Edijus), Sergio Salinas (EDIJUS) y Walter Cardozo (FdT), donde acusan a la concejal Gloria Espinosa de adulteración de documentos públicos, graves omisiones al mandato de Presidente del cuerpo, y participación en hechos de corrupción junto al Secretario del Juzgado de Faltas de la ciudad de Perico, obteniendo beneficios por  actos celebrados por su cuñado, quien usurpo la función de Juez de Falta en varias ocasiones, según la denuncia que el propio Juez de faltas realizó ante el CD.

Fuente: periconoticias.com.ar

Previous SALTA COMENZARÁ A CULTIVAR MARIHUANA: EL PROYECTO QUE SE APROBÓ EN EL SENADO
Next El SEOM me vendió porque no arreglamos con el Intendente Demarco para entregar a los afiliados