Generar trabajo en Perico es la única herramienta para enfrentar las consecuencias devastadoras del COVID-19


La economía social es la única herramienta para enfrentar las consecuencias devastadoras del COVID-19 “Es inhumano intentar destruirla”.

Manteros, Feria de Remate, Feria Americana, Vendedores Ambulantes, Feria Mayorista y Otros enclaves de ofertas populares son los instrumentos más efectivos para enfrentar la crisis económica que asoma tras la flexibilización de la cuarentena.

El día de ayer, tras el endurecimiento de la circulación dispuesto en Capital Federal y Gran Buenos Aires, se realizó un estudio sobre las principales arterias comerciales; registrándose cierres definitivos en un 30% del comercio formal; anticipando que tras abrir en los próximos meses habrá una caída de un 20% más, con lo cual la desocupación (trabajadores dependientes, monotributistas y autónomos) deberán deambular un tiempo para reinsertarse en un mercado laboral que debe reinventarse.

En la ciudad de Perico, el poder ejecutivo local,  se ensañó con la economía popular, atacándola en todas sus manifestaciones, intentando acomodar nuevos escenarios, absolutamente distante de las costumbres y de la identidad comercial de la ciudad, en la cual convivían en armonía y hasta eran actividades complementarias.

Las clausuras, cierres y desalojos, generaron a la ciudad un pérdida millonaria; eliminado a más de mil cuentapropistas; quienes tras arduas luchas recuperaron sus puestos habituales de ventas (vendedores de empanadas, sándwiches, ambulantes, manteros, frutas y verduras, etc); y otros esperan aún soluciones (Feria de Remate).

El ejecutivo, insiste en liberar las calles y veredas de trabajadores; pero los vecinos de esas adyacencias de ninguna manera se oponen, ya que el movimiento eleva la cotización de sus inmuebles, además de permitirles ingresos por alquileres o puestos de ventas que aprovechan el alto tránsito que generan las ofertas de los vendedores callejeros.

El precio de la deuda política del Intendente con su principal aliado al parecer es demasiado alta, ya que no basta con los contratos ilegales que celebró con centenares de nuevos feriantes en El Mercado del Abasto; necesita que otros dejen de vender para darle sustentabilidad al nuevo centro de ventas, con lo cual destruirá más de 1000 empleos.

El problema es sencillo, el circulante es limitado, si el intendente crea una competencia desleal, no puede hablarse que el sol sale para todos; de ninguna manera, si el flujo de efectivo fuera infinito si; pero por más puestos que se creen, no hay garantía que todos vendan, ya que no habrá un mayor derrame, muchísimos deberán levantar sus carpas.

El ejecutivo debió apostar por el valor agregado a las materias primas locales y periféricas (nuevos productos), aprovechando los 200 millones que se distribuyen cada mes en Perico desde el gobierno de la nación (IFE, ATO Asistencia para Pagar Sueldos; Aumento del margen de compra de las tarjetas alimentar, bonos, asignaciones y aumentos sociales); de modo de mejorar la oferta hacia afuera de los límites de la ciudad, sin dinamitar la competencia interna.

La apuesta significativa debió orientarse al RETAIL, logística y estrategias de posicionamiento de marcas, incluyendo tecnología para ampliar el mercado de emprendimientos locales (monedas virtuales), además de conformar aglomerados de inversionistas para regionalizar nuevas líneas de ofertas.

Ahora resulta necesario apoyar el reconocimiento normativo de este sector de la economía social en Perico, se sabe que dos ordenanzas se encaminan a darle un marco de formalidad definitivo, con lo cual podrán proyectar un sólido crecimiento cada unidad ferial.

Pero el Intendente, lejos de ser un promotor del desarrollo, esta decidido a expulsar a los vendedores apostados en las calles de Perico (-no hay vuelta atrás), organizó un apriete en contra de otros feriantes de Perico, intenta llevar una protesta hacia el CD. Ataca a quienes apenas ocupan el 0.04% en metros de todo el trazo caminero de la ciudad, alguno 200 metros una vez  a la semana hace 25 años; con lo cual hablamos de la necesidad de saldar una deuda política y nada más; o busca fondos para afrontar gastos para la campaña 2021,  que se encuentra a la vuelta de la esquina, cuya derrota significaría tener el boleto picado “de regreso a casa”.

En definitiva, los vendedores que se ganan la vida por su propio esfuerzo, deben ser protegidos, apoyados, ayudados a mejorar su situación precaria, con  infraestructura móvil (en Capital Federal, hay cuadrillas que se denominan armadores, quienes se ocupan de montar sobre las calles paseos seguros y atractivos para recibir a clientes y familias, para luego desarmarlos; es decir generan empleos de carácter formal).

El Intendente de la ciudad de Perico perdió una oportunidad única, al no leer la profundidad social de las políticas nacionales, las cuales defienden a los vulnerables y a quienes se ganan el pan con su propio esfuerzo, las arcas nacionales comenzarán a cerrar las compuertas a los sectores industriales y pymes de mayor capacidad de susbsistencia, con lo cual persistir en destruir el tejido social se convierte en un crimen.

Insistimos, que es absurdo y discriminador, hablar de limpiar las calles de Perico, ¿acaso los trabajadores de la economía social son basura?, seguramente fueron desafortunadas las definiciones y sentencias del ejecutivo; tal vez no tuvieron en cuenta la importancia de cuidar los actuales autoempleos, en tiempos de pandemia, donde el devenir es incierto; pero si sabemos, con absoluta seguridad, que habrá mayor desempleo, mayor inseguridad, riesgo social, desigualdad, exclusión e involución, si ellos desaparecen.

Fuente: periconoticias.com.ar

Previous Insaurralde seguirá internado y le darán plasma de recuperados de coronavirus por insuficiencia respiratoria
Next El Mercado Mayorista de Perico se mantiene operativo