Demandan a Netflix en el Parlamento Europeo por el bloqueo de contenidos


Una ciudadana española acusó al gigante del streaming de «prácticas discriminatorias» por imponer bloqueos geográfico en un mercado digital único.

Desde 2018, los usuarios de plataformas de streaming en la Unión Europea (UE) deberían tener el mismo acceso al contenido que suscriban, pero los usuarios se quejan que aún existen bloqueos geográficos en un mercado digital único.

Lara Méndez, cliente de Netflix España, ha denunciado ante la comisión de Peticiones del Parlamento Europeo que dicha plataforma audiovisual «estaría incurriendo en prácticas discriminatorias como la emisión en tiempo real y el bloqueo geográfico», alegando que tales prácticas impiden a los ciudadanos europeos ejercer plenamente sus derechos como consumidores.

La normativa europea impone desde abril de 2018 a todas las plataformas digitales que operan en su territorio, que sus contenidos sean transfronterizos y cumplan con la premisa de portabilidad. Eso sí, durante un tiempo limitado de 30 días.

La normativa europea impone desde abril de 2018 a todas las plataformas digitales que operan en su territorio a ofrecer contenidos transfronterizos, con un tiempo limitado de 30 días.

La razón radica en la protección de derechos de autor, ya que las empresas distribuidoras de contenido virtual ofrecen sus servicios conforme a los permisos de emisión de las series y películas en cada Estado miembro.

Sin embargo, como denunció Lara Méndez en lo que se insinúa puede ser un leading case, en un mercado digital único donde el roaming ha desaparecido junto a los límites soberanos de las compras en internet, carece de sentido que este servicio audiovisual se tope con impedimentos ya superados en el mundo analógico gracias a la libre circulación de personas, capitales y servicios que vertebra Europa.

Irene Roche Laguna, especialista en telecomunicaciones y miembro de la Comisión Europea presente en la exposición de la queja, ha explicado que debido al Covid-19 este asunto se ha retrasado un poco pero que en septiembre el gobierno comunitario emitirá un informe recogiendo la necesidad de avanzar en la normativa existente, aunque advierte de que la solución no está cerca puesto que «hay que mantener un equilibrio entre los derechos de autor y la protección del modelo cultural europeo y el mercado digital único».

«A día de hoy, la UE no cuenta con legislación propia para evitar el geobloqueo de servicios audiovisuales contratados en plataformas online y no es una situación que pueda compararse con el comercio electrónico. Todo reside en el copyright de los productos ofertados en cada país europeo», afirma Roche Laguna.

La Unión Europea no cuenta con legislación para evitar el geobloqueo de servicios audiovisuales contratados en plataformas online y no es una situación que pueda compararse con el comercio electrónico. Todo reside en el copyright de los productos ofertados en cada país europeo.

De momento, la petición española quedará abierta y se analizará en profundidad tanto en la comisión de Peticiones del Parlamento Europeo, como en la de Cultura, según ha asegurado su presidenta Dolors Montserrat, «pendientes del informe prometido por parte de la Comisión Europea al respecto».

Europa, celosa de su cultura, ya en 2018 consiguió que empresas como Netflix se comprometieran a poner a disposición del consumidor un mínimo de un 30% de contenido de producción europea en su carta de opciones. Además, en plena pandemia, junto a Youtube, redujo la presión sobre las infraestructuras de red en aras de una mayor calidad técnica para no saturar el exceso de demanda de internet.

Fuente: lapoliticaonline.com

Previous La economía de China creció un 3,2% en el segundo trimestre y confirma su recuperación
Next A Demarco no le interesa el funcionamiento del Hospital Arturo Zabala