La desocupación escaló hasta un 13,1% en el segundo trimestre del año, el peor momento de la pandemia


Según informó hoy el INDEC, la tasa de desocupación subió hasta el 13,1% al término del segundo trimestre del año, lo que significa un incremento de 2,5 puntos porcentuales respecto al 10,6% de igual período de 2019. Así, son 2,3 millones los argentinos que buscan empleo y es la cifra más alta desde 2004.

A pesar de la gran cantidad de medidas económicas contracíclicas que rápidamente se lanzaron y principalmente del decreto que impide los despidos y sigue vigente, entre marzo y mayo, el peor momento de la pandemia y cuando las restricciones para evitar los contagios tuvieron que ser mayores, la desocupación subió hasta un 13,1%.

Según informó el INDEC, la tasa de desocupación subió hasta el 13,1% al término del segundo trimestre del año, con un incremento de 2,5 puntos porcentuales respecto al 10,6% de igual período de 2019.

Además, la tasa de desocupación demandante se ubicó en el 5% en el segundo trimestre de este año contra el 9,2.% de igual período anterior, y la desocupación no demandante subió hasta el 4,6% contra el 3,9% del lapso previo.

El nivel de desempleo registrado en el segundo trimestre del año -de 13,1%- también se ubicó por encima de la medición del primer trimestre, cuando se ubicó en el 10.4%.

Este aumento en la tasa de desocupación se dio a la par de una caída del Producto Bruto Interno (PBI) durante el segundo trimestre, fuertemente afectado por la cuarentena para combatir la Covid-19, que alcanzó al 19,1% interanual, y del 16,2% respecto al primer trimestre.

En base a los números informados por el Indec, la de desocupación del segundo trimestre no resultó mayor debido a que menos gente salió a buscar trabajo en medio de las restricciones fijadas para la circulación por el coronavirus. 

El 13,1% de desocupación equivale a unos 2,1 millón de trabajadores en el área urbana que entre abril y junio estaban desempleados sobre una población total de 41,2 millones de personas. Con respecto al primer trimestre, había a junio casi 66.000 personas más que se quedaron sin trabajo. Si esta cifra se proyecta al total país, incluyendo la población rural, los desocupados llegan a 2,3 millones de habitantes, sobre un total de 45,8 millones de habitantes.

«El incremento de la tasa se vio influenciado tanto por el aumento del número de personas que no pudo trabajar –aunque buscó activamente–, como por la reducción de la población económicamente activa total», explicó el INDEC en un comunicado oficial. 

De acuerdo con el organismo, la tasa de actividad se ubicó en el 38,4% y la de empleo, en el 33,4%. Ambas fueron detectadas por la Encuesta Permanente de Hogares como las menores en la serie histórica que se inicia en 1991. “Estos resultados reflejan en gran medida el impacto que tuvo sobre la dinámica del mercado laboral la pandemia del Covid-19 y las restricciones en determinadas actividades y a la circulación dispuestas por el decreto 297/2020, que estableció el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO)”, precisó.

Fuente: politicargentina.com

Previous Mayra Mendoza lanzó beneficios impositivos para más de 8 mil comerciantes e industrias de Quilmes
Next Estudiar y trabajar en el exterior: qué países buscan a los argentinos