Irlanda vuelve a una cuarentena “casi total” por la segunda ola de coronavirus


Será el confinamiento más estricto de toda Europa. Las personas deberán quedarse en su casa y solo podrán hacer ejercicio dentro de un radio de 5 kilómetros de su domicilio.

Irlanda entrará en cuarentena casi total durante seis semanas a partir de mañana a la medianoche en un intento por contener el alza en las infecciones por coronavirus que afecta a toda Europa, anunció el primer ministro.

Michéal Martin dijo a periodistas que las medidas regirán hasta el 1 de diciembre y llamó a sus compatriotas a “unirse” en el cumplimiento de las nuevas restricciones para poder celebrar la Navidad.

No será la misma Navidad que disfrutamos en años anteriores, pero si seguimos el espíritu de estas nuevas reglas, será un momento muy especial y nos dará un respiro de las dificultades de los últimos siete meses”, agregó, citado por la emisora pública RTÉ.

Martin explicó que el Gobierno decretó el nivel más alto entre los 5 previstos para hacer frente a la pandemia, con lo que Irlanda se encamina a tener la cuarentena más estricta de Europa.

Las personas deberán quedarse en su casa, y solo podrán hacer ejercicios dentro de un radio de 5 kilómetros de su domicilio.

Solo podrán abrir los negocios esenciales, los bares y restaurantes solo podrán tomar pedidos para llevar y estarán prohibidas las reuniones sociales y familiares en interiores y al aire libre, aunque las escuelas permanecerán abiertas, dijo Martin.

Las bodas estarán permitidas, pero con un máximo de 25 personas.

Irlanda ha registrado un aumento de los casos diarios en semanas recientes.

El Gobierno anunció ayer 1.031 nuevos contagios, mientras que las muertes ya son 1.852 en un país de unos 5 millones de habitantes.

Se trata de la segunda cuarenta de Irlanda por coronavirus desde otra impuesta a fines de marzo, que comenzó a ser levantada por etapas a mediados de mayo.

En tanto, la nación británica de Gales, con tres millones de habitantes, se someterá a un confinamiento de dos semanas a partir del viernes, según anunció ayer el primer ministro galés, Mark Drakeford, en lo que constituye la medida más difícil introducida en el Reino Unido en esta segunda ola de contagios.

Según señaló el responsable, que admitió que adoptar esa medida había sido una “decisión difícil”, ese breve confinamiento que durará hasta el próximo 9 de noviembre actuará como “un ‘shock’ corto y agudo” contra el virus.

Los ciudadanos no podrán reunirse socialmente con personas de otros hogares, ni al aire libre ni bajo techo, con excepciones para adultos que viven solos y los padres solteros.

Fuente: Télam

Previous SE CREO UNA NUEVA ÁREA CON PERSPECTIVA DE GÉNERO EN LA POLICÍA PROVINCIAL
Next El Gobierno lanzó plan para comprar motos en 48 cuotas fijas