El INTENDENTE DE PAMPA BLANCA ES UN USURPADOR


Un vecino de la localidad denunció penalmente al Intendente Bruno Monzón por usurpar su terreno. En el Pórtico sur de Jujuy reina la usurpación desde hace muchos años, pero nadie la puede frenar.

Los barrios nuevos en Pampa Blanca, en su mayoría, fueron ocupados por las familias ante la ausencia de una planificación habitacional que vaya respondiendo a la demanda de los vecinos por un lugar dónde vivir.

Las últimas viviendas entregadas fueron durante el gobierno de Fellner en 2014, y desde ahí no hubo ningún plan de viviendas esta pequeña ciudad. Por eso, las usurpaciones son comunes en este lugar, por lo que cual no resulta extraño que hasta los funcionarios hayan recurrido a ocupar terrenos, haciendo uso y abuso de autoridad. Darío Soto (25) compró un lote que está al lado del edificio municipal, construyó una vivienda precaria para vivir junto a su familia, pero vaya sorpresa se llevó cuando empleados municipales ingresaron a su terreno para dejar unos postes lo que poco después se convirtió en un calvario.

El jueves 8 de octubre, junto a los empleados estaba Marcelo Fernández, el director de Recursos Humanos. “Yo le pregunté por qué habían ingresado a mi lote de esa forma y me respondió que vaya y lo arregle judicialmente”, contó Soto.

Ese día el joven decidió presentarse en el Municipio y pedir explicaciones sobre los postes que le habían dejado afuera de su terreno sin su permiso previo, teniendo en cuenta que se trata de su propiedad. Pidió hablar con el intendente, pero no pudo recibirlo. Lo atendió la esposa de Monzón, quien es la secretaria de Hacienda, Gabriela Rivero. “No sé quién dio la autorización”, le dijo al joven Darío Soto. “La única explicación que me dan es que mi terreno pertenece al municipio, cuando en los planos que yo tengo en mi poder, dice lo contrario”, se defendió Darío Soto.

Lo que también parece extraño es cómo la justicia actuó rápido ante un caso que vincula al municipio, “el fiscal, en menos de una hora, ordenó el desalojo de Soto”, quien aceptó la decisión del funcionario judicial, y abandono su terreno. Tras lo cual se dirigió a realizar la denuncia contra el intendente Bruno Monzón porque entiende que está en su derecho de reclamar algo que es de su propiedad. “El Intendente hizo romper la tela y cerró por completo el lote como si él fuera el dueño”, denunció Soto en la seccional 45 de Pampa Blanca. “Ingresaron sin permiso, rompieron todo como si fueran los dueños, yo solo espero que esto no le suceda a nadie, y espero que la justicia jujeña una vez por todo nos brinde las garantías constituciones de estar con la gente y no con el poder de turno”, apuntó. “No tenemos adónde vivir, esperábamos que este intendente nuevo sea otra persona, pero creo que nos equivocamos”, dijo el vecino afectado.

Darío Soto trabaja en la temporada del tabaco y hace de albañil para poder llevar ingresos para su familia.

Fuente: diarioelportico.com

Previous DOÑA VICENTE, CURÓ A MILES EN PERICO Y HOY NADIE SE ACUERDA DE ELLA
Next Por Twitter el Gobernador anuncio convocatoria a los gremios