Demarco a los Presidentes de Centros Vecinales: “Va para todos; háganse cargo de los problemas del barrio”


La semana pasada el Intendente de la ciudad tabacalera convocó a una conferencia de prensa para hablar de los once meses de gestión al frente del municipio. El Lic. LUciano Demarco viene realizando este tipo de convocatorias desde el inicio de su gestión; en esta oportunidad invitó formalmente, además de la prensa, a los presidentes de centros vecinales de la comunidad, quienes sin conocer específicamente el objeto de la invitación concurrieron.

Tras realizar su exposición, donde no hubo un balance tangible, ni una enumeración concisa de objetivos alcanzados en un marco integrado, ya que las acciones nombradas quedaron expuestas, como gestiones sin conexión; el Intendente cruzó al presidente del Bº Progreso Aldo Lamas, quien había tomado el micrófono para recordarle las problemáticas que sus vecinos le plantean, ratificando la voluntad de realizar las tareas comprometidas durante la campaña de manera conjunta.

Demarco; interrumpió al presidente del Bº Progreso de manera impropia, rechazando las argumentaciones de Lamas, sobre todo ninguneó el punto de vista del vecino; agregando –Va para todos los presidentes vecinales, háganse cargo de las problemáticas de sus barrios. Tan incómodo resultó su desafortunada intervención que sus propios funcionarios  no pudieron ocultar la desaprobación del abuso de autoridad.

El presidente del Bº Progreso, viéndose privado de contestarle al intendente, aceptó con altura la injusta reprimenda. Sin embargo, luego realizó su descargo en diferentes medios radiales y televisivos de la ciudad, donde relató con detalles el compromiso político que asumió Demarco y su socio político Gustavo Larriux en campaña; promesa que ahora quedó en el olvido; asegurando que los vecinos, al no contar con el municipio, de quien solo esperaban una colaboración, seguirán un programa de acciones sin la presencia municipal.

Aldo Lamas, recibió durante toda la jornada gestos de apoyo por el mal momento que pasó. En la misma conferencia Demarco, en una pregunta periodística formulada al Secretario de Obras y Servicios Públicos Pablo Espert, se anticipó en responder; -contestaré sobre lo general, el se explayará sobre lo particular, dijo; asegurando que no podrá ofrecer una mejora rápida ni siquiera en el servicio de alumbrado público; agregó que matemáticamente, una obra de cloacas para La Nueva Ciudad es literalmente imposible, para abordar esa problemática se necesitan varios años. Sostuvo Demarco.

Demarco, también se quejó de la prensa, -eviten incitar a que haya demandas de obras que ustedes entienden que no se pueden realizar; declaró. Durante la conferencia tildó a los concejales opositores de dañinos y a sectores de la prensa de irresponsables y omisos a la formación cívica de la ciudadanía.

En la tarde del día viernes algunos presidentes vecinales reflexionaban: “si nos tenemos que hacer cargo de los problemas de nuestros vecinos, que razón tiene la existencia de la municipalidad; para que pagamos nuestros impuestos”.

También quedó el eco, cada vez mas diluido, de la observación trillada que realiza Demarco toda vez que ofrece una entrevista;  -nunca hubo planificación en las gestiones anteriores; sin embargo el proyecto político de VIA, al parecer llegó al poder sin ningún diagnóstico, ni elaboró un programa de desarrollo urbano para la ciudad, donde además de relevar las necesidades debe estar a la vista el plan de gobierno, con gestiones que deben contar, además de las instituciones clásicas que suelen aportar recursos (nación y provincia), la creatividad, el compromiso, la imaginación y la construcción de consensos, son los verdaderos tesoros que hacen la diferencia entre gestiones y gestiones, pero si no se cuenta ni siquiera con una mota de humildad, modificar la realidad se torna imposible, ya que jugar a ser el dueño de la verdad, desde una posición de poder, es la repuesta del fracaso.

Fuente: periconoticias.com.ar

Previous Se multiplican los parripollos como una salida a la crisis
Next Duelo de ajustadores: la interna del PJ jujeño