Una enfermera se siente dueña del puesto de salud


En Pampa Blanca el sistema de salud esta cada vez peor, esta semana
un grupo de mujeres denunció que en el puesto de salud ¨Virgen
del Lujan¨ les niegan anticonceptivos y las discriminan por ser pobres.

En la ciudad, un gran porcentaje de mujeres de hogares pobres que dependen de los servicios de salud pública y de las obras sociales para planificar el futuro de sus familias, no están recibiendo anticonceptivos gratuitos por el solo hecho del capricho de enfermeras que les niegan la posibilidad de poder cuidarse.

Esta semana, las mujeres decidieron romper el silencio por el maltrato que recibieron por parte de enfermeras en el puesto de salud de Pampa Blanca: En muchos casos, las quejas solo refieren a una sola en particular, de quien dicen que es estricta y “juega con la salud de los pobres”.

“Yo las veces que fui me atendió mal, tiene un carácter podrido, no sabe atender a la gente”, afirma un adulto mayor quien se cruzó con esta enfermera en dos ocasiones.

El puesto de salud está cada vez peor, los vecinos aseguran que no solo es el mal trato de esta enfermera, sino que, además, ella da órdenes como para que a las personas que no son de su “simpatía” se les niegue todo tipo de medicamento. “Yo quería retirar mi inyección mensual para poder seguir cuidándome, pero por el capricho de la enfermera no me la dieron, siento una bronca porque además no tengo en donde quejarme”, afirmó una señora que fue por su dosis mensual al puesto de salud.

“No pueden jugar con la gente no tiene para comprar los medicamentos, me molesta la actitud de la enfermera periqueña porque ella no conoce lo que es la pobreza y eso me indigna”, relató una mujer después de su experiencia en el centro de salud. Las quejas por la mala atención en los puestos de salud son frecuentes en todo Jujuy, pero no es común que se les prohíba el acceso a medicamentos o este caso a anticonceptivos.

Las autoridades del centro de la salud reciben a diario las quejas, pero hacen la vista gorda a los reclamos, una vecina relató que una vez hablo con el doctor Sajama por lo que está pasando, pero él le prestó poca atención a su queja.

Según supo el diario en los próximos días se elevará una queja formal al Concejo Deliberante para que intermedie en esta situación y busque una rápida solución al conflicto que preocupa a mujeres pampeñas.

Fuente: diarioelportico.com

Previous Alto Comedero tendrá un nuevo edificio escolar: Comenzarán las obras del Colegio Secundario N° 48
Next Contundente paro y movilización en Ciudad Perico