En Perico discriminan y golpean de forma cotidiana a trabajador de Senegal


La abogada que lo defiende pidió que a esta situación se le dé una solución.

Una serie de hechos absolutamente repudiables, sucedieron últimamente en Perico, donde una familia proveniente de Senegal denuncia violencia y discriminación, que recibiría de parte de algunos comerciantes de la zona del barrio Santa Rosa, cerca del mercado mayorista.

Madú Mbaye, un hombre senegalés que llegó a Perico hace 8 años, con la premisa de encontrar un mejor futuro y advirtiendo el perfil comercial que tiene esta ciudad, el vio con buenos ojos la posibilidad de poder comercializar sus productos de bijouterie y joyas en las ferias de la zona.

Fue así como encontró lugar en el mercado del remate, que se realiza los domingos en avenida Bolivia y también en la «saladita», del populoso barrio Santa Rosa, donde en calidad de «manteros» muchos trabajadores ambulantes se instalan.

Allí Madú denunció que fue discriminado y violentado, junto a su señora y una hija pequeña, quienes también habrían sido agredidas por las personas que fueron denunciadas. Todo el problema se habría gestado por los lugares de comercialización, es decir no se habrían puesto de acuerdo por los lugares de venta y seria toda una pelea entre comerciantes informales. La víctima se contactó con profesionales abogados, para pedir ayuda y poder evitar seguir siendo discriminado.

Por ello se hizo cargo del caso Elsa Chávez y otros letrados de la provincia. Ellos aseguraron que hicieron la correspondiente denuncia en marzo de este año, en el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo, pero jamás hubo una respuesta. Madú Mbaye dijo que «yo soy vendedor ambulante, son unas mujeres que desde hace dos años me molestan, discriminan, me tiran la mercadería que vendo y me dicen «negro de m… te vamos a deportar a tu pago», pero fui a la Policía y no me tomaron a denuncia. Yo nunca peleo con ellos, soy respetuoso, me duele lo que me dicen porque somos todos iguales. Vine hasta aquí para buscar mejor vida con mi familia, tengo miedo por mi hija, cómo se va a criar discriminada».

Por su parte la letrada Elsa Chávez dijo que «estoy acompañando a mi cliente para esta denuncia pública, por estos hechos de discriminación y de violencia que el sufre desde hace varios meses. Estos hechos contra su persona los hemos denunciado ante el Inadi, pero desde marzo hasta hoy no nos dio respuesta», apuntó.

Previous AGUA POTABLE BRINDARÁ SERVICIO DE CLOACAS EN EL FUERTE Y PALMA SOLA
Next La Quiaca tiene “El 40% de la recaudación diaria embargada” Gestión Blas Gallardo