EEUU demandó a Facebook y lo acusó de tener posición dominante en las redes sociales


Fiscales de 46 estados del país norteamericano arremetieron en tribunales contra el gigante de las redes sociales, lo acusaron de monopolio y pidió que desinvierta en Instragram y WhatsApp.

Estados Unidos demandó hoy a Facebook por monopolio y lo acusó de ejercer una “posición dominante” en las redes sociales “durante años”, al tiempo que le pidió que desinvierta en Instagram y WhatsApp.

La Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos (FTC, por sus siglas en inglés), en conjunto con una coalición de fiscales de 46 estados del país, presentó una demanda por monopolio contra Facebook.

El objetivo de esta denuncia es buscar la reducción del tamaño de la empresa y su posición dominante en el mercado.

Los demandantes, que han presentado el escrito ante un tribunal de Washington, acusaron a Facebook de ejercer el monopolio en las redes sociales mediante una serie de conductas anticompetitivas, incluyendo la compra de posibles rivales como Instagram y WhatsApp en 2012 y 2014, respectivamente.

“Este curso de conducta daña la competencia, deja a los consumidores con pocas opciones para sus redes sociales personales y priva a los anunciantes de los beneficios de la competencia”, subrayó la FTC en un comunicado en el que dio a conocer la acción.

De esta forma, los demandantes solicitaron al tribunal que obligue a Facebook a realizar desinversiones de activos o reestructuraciones de su negocio, especialmente en relación con WhatsApp e Instagram.

Asimismo, la FTC y los estados demandantes esperan que la compañía no pueda imponer “condiciones anticompetitivas” a los desarrolladores de software y que la empresa tenga que buscar aprobación previa para cualquier fusión o adquisición futura.

“Durante casi una década, Facebook ha usado su dominio y poder de monopolio para aplastar a rivales más pequeños y terminar con la competencia, todo en perjuicio de los usuarios cotidianos”, señaló la fiscal general del estado de Nueva York, Letitia James, que lideró la demanda estatal.

El director de la Oficina de Competencia de la FTC, Ian Conner, apuntó en un comunicado que el objetivo del Gobierno es frenar la “conducta de Facebook y restaurar la competencia” en el mercado.

“Las redes sociales son centrales para las vidas de millones de estadounidenses. Las acciones de Facebook de atrincherarse y mantener su monopolio niega a los consumidores el beneficio de la competencia. Nuestro objetivo es dar marcha atrás a la conducta anticompetitiva de Facebook y restaurar la competencia para que la innovación y la libre competencia puedan aflorar”, precisó Conner.

Tras anunciarse las demandas, las acciones de la compañía en Wall Street cayeron con fuerza, aunque poco después lograron estabilizarse y a una media hora del cierre perdían alrededor de un 1,80 por ciento.

Por su parte, Facebook rechazó de manera cortante las acusaciones de monopolio y remarcó que los consumidores tienen muchas opciones sobre cómo interactuar en línea.

“Estamos revisando las acusaciones y pronto tendremos algo más que decir. Años después de que la propia FTC aceptara nuestras adquisiciones, el Gobierno ahora quiere enmendarlas sin tener en cuenta el impacto que tendría ese precedente en la comunidad empresarial o en la gente que elige usar nuestros productos cada día”, indicó la empresa en un comunicado difundido en su cuenta de Twitter.

Previous "Firmamos contrato con Rusia por las vacunas, contamos con 10 millones de dosis para vacunar entre diciembre, enero y febrero"
Next El PJ no va a internas: “Las autoridades están totalmente vigentes”, aseguraron