GERARDO Morales reactiva la obra publica en Perico, luego de un año de constantes fracasos del Intendente Demarco


En dos oportunidades durante el 2020 el Intendente LUciano Demarco debió salir del edificio municipal protegido por una fuerte custodia policial; los hechos revelaban un mandatario que ignoró a los gremios como parte de la agenda de gestión, llegando en reiteradas oportunidades a tratarlos de vagos y parásitos.

Semanas atrás, tras una contundente marcha del Frente Gremial en Perico, el Intendente los recibió e incluyó en su agenda un petitorio que debía gestionar ante la provincia y otros puntos debió incorporar en una reestructuración presupuestaria. Sin embargo la solución la aportó el gobierno provincial con mejoras sustanciales para los postergados municipales “Jornal de tercera, segunda y primera”, llamados ahora trabajadores por horarios, para eliminar categorías con connotaciones discriminativas, siendo empleados públicos con 4hs, 6hs y 8hs laborales.

El gobierno de la provincia que recibió en tres oportunidades diferentes delegaciones gremiales, finalmente ordenó una recomposición en la base de la pirámide laboral, mejorando los ingresos y encarrilando a quienes menos ganan a un programa que de poco los llevará a las 8 hs de trabajo, alcanzando el mínimo vital y móvil como base remunerativa de todo agente público, erradicando la precarización laboral.

Por otro lado, el CD de Perico, el cual rechazó el contrato de locación del Abasto Municipal, firmado unilateralmente sin el acuerdo del CD por La Firma Larraux (miembro de la mesa chica de VIA) y LUciano Demarco, aprobó sin embargo otro modelo, el cual posee cambios sustanciales pero brinda una triada donde todos ganan. Se espera que el nuevo contrato ingrese firmado por las partes la semana siguiente, con lo cual el Municipio podrá avanzar en el desarrollo definitivo del proyecto “El Abasto Municipal” ampliando sus expectativas de recaudación, al darle previsibilidad jurídica a los sub-locatarios, como también el locador tendrá asegurado ingresos por alquileres.

El Gobernador Gerardo Morales en su viaje a Buenos Aires consiguió importantes obras para Ciudad Perico y esto ocasiono incomodidad en el Intendente Demarco por sus frustradas gestiones ante diferentes instituciones.

No estaba al tanto de los anuncios del gobernador, nos venimos enterando por los medios, la obligación institucional debe ser obligatoria entre municipio y provincia, ellos tienen que verlo de la misma manera. La política partidaria es la política partidaria, la relación institucional no se toca por lo menos así lo vemos nosotros, es un respeto a la democracia y no es no tener una relación con LUciano Demarco es no validar el voto de muchísima gente.

Otro aspecto, que destaca un importante derrame sobre la ciudad de Perico, son las inversiones que el Gobierno de Jujuy obtuvo desde nación, obras que se ejecutarán en Perico, como la nueva Terminal de ómnibus, contrataciones para refuncionalizar el ferrocarril, la construcción de dos colegios y varios jardines de infantes, en una primera etapa del Plan Educar.

Esta actividad, generará un gran derrame de recursos en la ciudad, además de empleos (600). Hechos positivos que alivian el escritorio de Demarco, el cual está desbordado de pedidos y de los cuales todavía no puede brindar ninguna solución. Muchos de los cuales se resolverán en función de la inyección de recursos externa que llegará a la ciudad de la mano del Gobernador Gerardo Morales.

Mientras tanto es un 2020 para el olvido de la sociedad periqueña, los contantes viajes del Intendente Demarco a Buenos Aires solo sirvieron para la foto, no logro concretar ninguna obra, ni ayudas sociales y las quejas se hacen sentir día a día en las redes sociales por una Gestión que no logra entender como se gestiona, administra y se ejecuta.

Reclamos de los vecinos en las redes sociales que se vuelven virales.

Previous Walter Cardozo es el Presidente del CD y se posiciona para ser el nuevo Intendente de Perico en el 2023
Next Paso 2021: Moisés afirmo que su suspensión permitirá destinar mayores fondos a la pandemia