Se desplomó la venta de bicicletas en el final de la cuarentena


José Ortíz, titular de JM Bikes culpó a los importadores de los «precios exagerados «de las bicicletas. En Navidad se vendió un 15% menos que la anterior.

La venta de bicicletas, por el precio y los problemas de importación, empezaron a caer con el final de la cuarentena. Y el boom inicial de ventas se amesetó a medida que trascurrió la pandemia. “Ya no se venden tantas, desde octubre las ventas vienen en picada”, aseguró a LM Neuquén José Ortíz, propietario del comercio de JM Bikes.

La cuarentena que mandó a los neuquinos a la casa fue un incentivo para comenzar con la actividad deportiva. Y la bicicleta fue una de las opciones que más se puso de moda. “Hubo un boom en la compra de bicis, la gente lo elegía como una opción de salida”, explicó Ortíz.

El dueño de la reconocida bicicletería observa que hay dos puntos vinculados al desplome de las ventas, incluso para Navidad cuando «se vendió un 15% menos que otros años”. “Por un lado es cierto que la gente ya compró bicicletas durante el año y es algo que no comprás muy seguido”, aclaró Ortíz quien agregó: “Pero por otro lado es cierto que los precios de las bicicletas se fueron por las nubes”.

El comerciante aclaró que la suba desmedida de los costos de las bicicletas se debe a la «mala administración de los importadores»: “A mi modo de entender creo que a los importadores se les fue mucho la mano. Se abusaron de la bonanza, vieron que había un boom de ventas y aplicaron precios irrisorios”.

Fueron los precios también los que hicieron que se dejen de vender bicicletas de gama alta que casi ya no entran al país y solo se venden “gama media o baja”, indicó. Según aclaró, una bicicleta de esta gama en rodado 29 (la más grande) ronda los $76.500, mientras que un rodado 26 promedia los $50.000. “Son precios exagerados y la calidad bajó”, remató.

Lo que sí se ha incrementado, de acuerdo a lo informado por Ortiz, res la venta de repuestos y accesorios “que se da para mantener un service a las bicis”. Sin embargo, con estos también hay problemas con relación a los importadores: “Los insumos no están entrando. Está todo muy parado”, explicó el hombre.

Dentro del panorama de crisis por la pandemia, casi la totalidad de compras que se han realizado en estos tiempos fueron con tarjetas de crédito y usando los distintos programas como el Ahora 12. “Nadie tiene efectivo, en la calle no hay un peso”, aclaró el dueño de JM Bikes.

Otro de los problemas que se encuentran a la hora de vender bicicletas es la gran cantidad de robos que han sufrido los ciclistas durante los últimos meses. “Siempre le recomendamos a la gente que se paguen un seguro. Son muy caras las bicis como para que las roben y tener que comprar otra”.

Aunque el boom de la venta de bicicletas se desplomó, “el porcentaje de ventas sigue siendo positivo”. Sin embargo, el enojo de José Ortíszestá con los importadores. “Podríamos haber vendido mucho más si no se hubieran abusado con los precios”, concluyó.

Fuente: lmneuquen.com

Previous CONFIRMADO. En Jujuy las clases comienzan el 17 de febrero
Next Mapa mundial de vacunación: más de 30.000 argentinos ya recibieron la primera dosis