EMPLEADOS VAN A DIALOGAR PERO EL INTENDENTE LES MANDÓ UNA PATOTA


Pampa Blanca – Dirigentes del SEOM fueron a interiorizarse sobre el despido de 17 trabajadores en plena crisis, y un director convertido en barra brava empezó a insultar a los gremialistas. «Callate, ñoqui de mierda», se escucha al funcionario Marcelo Fernández, agazapado en la Municipalidad.

Ocurrió esta mañana en la Municipalidad de Pampa Blanca, cuando dirigentes y afiliados al SEOM, encabezados por Santiago Seillant, fueron a dialogar con el cuestionado intendente Bruno Monzón por la decisión de dejar sin ingreso a 17 trabajadores, y en vez de dar la cara, convoco a militantes radicales del pueblo, y al director de Recursos Humanos, Marcelo Fernández, a convertir lo que podría haber sido un diálogo civilizado en una batalla verbal que no pasó a mayores por la responsabilidad de los municipales.

Seguramente, la Juventud Radical, que no hace nada públicamente, si no es por orden del diputado Bernis, saldrá a defender al intendente y a justificar una medida intempestiva e inhumana de dejar a 17 hogares sin el mínimo ingreso que tenían. Claro, que son dirigentes que tienen asegurado el salario mientras dure el gobierno radical en la provincia.

Fuente: elexpresodejujuy.com.ar

Previous Larreta dio positivo de coronavirus después de una cena en Cariló con Ritondo y Yeza
Next Morales, en reunión de gobernadores con el Presidente