La variante británica de coronavirus “va a barrer el mundo”, asegura una experta inglesa


Sharon Peacock, directora del Consorcio de Genómica de la COVID-19 en el Reino Unido, apunta que la batalla contra el coronavirus durará al menos 10 años.

LONDRES.- La variante del coronavirus encontrada por primera vez en la región británica de Kent es preocupante porque podría socavar la protección que ofrecen las vacunas contra el desarrollo del Covid-19 y convertirse en la cepa dominante del mundo, según la jefa del programa de vigilancia genética de Gran Betaña

La variante de Kent “va a barrer el mundo, con toda probabilidad”, dijo a la BBC Sharon Peacock, directora del consorcio COVID-19 Genomics UK.


El coronavirus ha matado a 2,35 millones de personas y trastornado la vida normal, pero las nuevas variantes han hecho temer que las vacunas deban ajustarse y que la gente necesite reforzar la inoculación.

Peacock dijo que las vacunas hasta ahora son eficaces contra las variantes en Gran Bretaña, pero que las mutaciones podrían socavar los resultados de la vacunación.

“Lo preocupante de esto es que la variante 1.1.7. que hemos tenido circulando está empezando a mutar de nuevo y a obtener nuevas mutaciones que podrían afectar a la forma en que manejamos el virus en términos de inmunidad y eficacia de las vacunas”, dijo Peacock a la BBC.

Esa nueva mutación, identificada por primera vez en Bristol, en el suroeste de Inglaterra, ha sido designada como “variante preocupante”, por el Grupo Asesor de Amenazas de Virus Respiratorios Nuevos y Emergentes.

Hasta ahora hay 21 casos de esa variante que tiene la mutación E484K, que se produce en la proteína de la espiga del virus, el mismo cambio que se ha visto en las variantes sudafricana y brasileña.

Hay tres variantes principales conocidas que preocupan a los científicos: La sudafricana, conocida por los científicos como 20I/501Y.V2 o B.1.351; la británica o de Kent, conocida como 20I/501Y.V1 o B.1.1.7; y la brasileña conocida como P.1.

Las dos vacunas Covid-19 desarrolladas por Pfizer/BioNTech y AstraZeneca protegen contra la principal variante británica.

“Una vez que hayamos controlado el virus o que haya mutado para dejar de ser virulento, es decir, para causar enfermedades, podremos dejar de preocuparnos por él. Pero creo que, de cara al futuro, vamos a seguir haciendo esto durante años. En mi opinión, seguiremos haciéndolo 10 años”, agregó.

Covid-19 Genomics UK es una red de organismos y laboratorios de salud pública y actualmente analiza cerca de 30.000 pruebas positivas al día.

En las últimas semanas, se ha explicado que entre el 5 y el 10% de las pruebas positivas se seleccionan al azar para enviarlas a un análisis más detallado del genoma, pero el consorcio dice que tiene el objetivo de analizar genéticamente todas las pruebas positivas de coronavirus.

El profesor Peacock dijo que, si bien es normal ver variantes, solo un número muy pequeño tiene “características especiales”. Estas pueden hacerlas más transmisibles, evitar la respuesta inmunitaria y afectar la vacunación, o tener el potencial de causar una enfermedad más grave.

“Estas son las cosas que estamos buscando. Yo diría que ocurre con poca frecuencia, pero tenemos que estar atentos”, dijo el experto, que anteriormente fue director del Servicio Nacional de Infecciones del gobierno.

FUENTE: LA NACIÓN

Previous Fabián Tejerina cargó contra Grabois por las críticas al gobierno de Morales
Next “Discriminación” Empleados municipales engañados una vez más en Perico