La Corte debe volver a definir sobre la validez de las sesiones remotas en el Congreso


Es porque la Cámara concedió un recurso de la UCR por la sesión del 1 de septiembre en Diputados. No tendrá plazo para resolver.

La Cámara Contencioso Administrativo Federal concedió el recurso extraordinario en el amparo presentado por el diputado radical Gustavo Menna por la sesión del 1 de septiembre, en la que el oficialismo aplicó un protocolo de sesiones remotas sin aval del principal frente opositor, para que pueda pedirle a la Corte Suprema definir si aquella reunión fue válida.

La decisión fue tomada con el voto de los jueces Liliana Heiland y Rodolfo Facio; y la disidencia de Clara do Pico, quien avaló el fallo de primera instancia que había habilitado esa sesión y anulado el reclamo de Cambiemos. Casación aceptó que esa decisión sea revisada. 

De todos modos, la Corte no tiene plazo para definir y mientras tanto todo seguirá igual. Además, en el Congreso no creen que falle en contra porque cuando tuvo que pronunciarse sobre la viabilidad de las sesiones remotas, por pedido de Cristina Kirchner, decidió por mayoría que no podía intervenir en decisiones internas.

El oficialismo citó ese fallo en el Senado para renovar el protocolo de sesiones remotas, pero en Diputados los líderes de Cambiemos se aferraron a la letra del primer texto acordado, que incluía la palabra consenso, y exigieron unanimidad cada vez que fuera prolongado. 

El 1 de septiembre el oficialismo intentó renovarlo con mayoría simple, posible con el aval del resto de los bloques opositores, pero los diputados de Cambiemos irrumpieron en el recinto para impugnar la sesión. No lo consiguieron, al punto que se sancionaron dos leyes que se aplicaron, como las promociones al turismo y beneficios a los gastronómicos.

Gustavo Menna. 

Aún así, Sergio Massa aceptó revisar el protocolo para lograr la unanimidad, sólo que las sesiones remotas quedaron sujetas a temarios acordados. En diciembre se eliminaron y volvieron las sesiones presenciales con la excepción de quienes justifican problemas de salud y condición de riesgo. 

Este año la negociación no fue sencilla: sólo hubo una sesión en extraordinarias (el 11 de febrero) y en marzo se acordó un nuevo protocolo hasta el 30 de abril, ahora sin temarios restringidos y con la opción de emitir dictámenes en comisiones con firma digital, si sus presidentes y vices así lo deciden.

Mientras la Corte no defina en contrario el recurso enviado por Casación, Massa tendrá la opción de reeditar un protocolo para aprobarse con mayoría simple, sin el voto de Cambiemos, aunque sin evitar otra irrupción de sus diputados al recinto para alterar la armonía. Por ahora, no es una opción. Hasta mayo no hace falta.

Fuente: lapoliticaonline.com

Previous Ahora Alemania suspende el uso de la vacuna de AstraZeneca en menores de 60 años
Next El Gobierno negocia con Cambiemos postergar un mes las elecciones