¿Y ahora qué hacemos con los pesos con un dólar que no para de subir?


Si bien no estamos en una corrida, hay que tomar decisiones con nuestros ahorros.

 

 

 

Queda claro que, a diferencia del 2018, no estamos en una corrida cambiaria con un dólar que suba un 100 por ciento, pero sí en una tendencia alcista que puede llevar a muchos a querer olvidarse de los pesos y pasar a la moneda verde.

Por eso se reproducen las dudas acerca de qué hacer con los pesos. Pese a que el Gobierno elevó las tasas de interés a niveles insólitos, esto no se traslada a los activos financieros pesificados, por eso hoy los bancos puedan dar Plazos Fijospero a no más del 40 por ciento anual, cuando la tasa de interés está en 65.

 

 

 

Ante esto, el Gobierno le insiste a las entidades bancarias que cedan unos puntos porcentuales más a la gente para que no cancelen los PF, sino que se queden, renueven y se beneficien de una ganancia mayor, pero por el momento el sector bancario no cede y gana mucho: presta a tasa del 65% y otorga 40 a los ahorristas, ganando un considerable 25 por ciento.

De esta manera, no quedan inversiones interesantes en moneda nacional ya que todas quedan por debajo de la inflación, o al menos por ahora mientras los bancos se decidan a compartir un poco más lo que ganan con quienes quieran apostar al plazo fijo.

Mientras se discute esto, el dólar ya superó los 44 pesos, y cada vez más gente sabe menos qué hacer.

 

 

 

 

 

 

Previous El acuerdo Rivarola – Morales, al desnudo
Next Mientras el dólar supera los 44 pesos, en un mes habrá que prepararse para otro ajuste en la luz