La Mesa de Enlace define acciones ante las nuevas restricciones para exportar alimentos


Los dirigentes se reunieron para definir una estrategia por las nuevas trabas a las carnes, granos y lácteos. Basterra esquiva un pedido de audiencia y Español convocó al Observatorio de Precios.

Los máximos directivos de la Mesa de Enlace mantuvieron una reunión para definir un plan de acción ante las nuevas restricciones impuestas por el Gobierno nacional a las exportaciones de alimentos, según pudo averiguar el diario con diversas fuentes del sector.

El encuentro se dio, además, ante la falta de respuestas del ministro de Agricultura, Luis Basterra, al pedido de audiencia solicitado la semana pasada por las cuatro entidades rurales luego de la aplicación de ROEs tendientes a restringir las exportaciones de carne vacuna.

En este contexto, según se detalló este martes, ahora los ROEs se llaman Declaración Jurada de Operaciones de Exportación de Carme (DJEC). El dato saliente es que este nuevo registro incluye a todas las carnes (vacuna, ovina, porcina, caprina y equina).

«La causa de la inflación, incluido el aumento de los precios de los alimentos, es el exceso de emisión monetaria como consecuencia de un gasto público galopante y de baja calidad, producto a su vez de un Estado sobredimensionado e ineficaz», apuntó la Mesa de Enlace.

«Detrás de estas medidas se esconde la visión equivocada según la cual la suba generalizada de precios responde a que el mercado de los alimentos presenta tensiones entre la exportación y el mercado interno», agregaron las cuatro entidades del campo.

Como sea, las fuentes consultadas por este medio adelantaron que en el campo hay mucha bronca por las medidas que viene tomando el Gobierno tendientes a complicar las exportaciones de alimentos. Consideran que tales medidas van en contra de la rentabilidad del productor.

Este lunes, en tanto, el Ministerio de Agricultura publicó en el Boletín Oficial la resolución 60/2021, mediante la cual se establecieron más exigencias para poder exportar carne, granos y lácteos. La medida la controlará el Registro Único de Operadores de la Cadena Agroindustrial (RUCA).

Entre los nuevos requerimientos solicitados, que auditará el ex interventor de Vicentín Luciano Zarich, se exigirá informar a los exportadores a quiénes les venderán sus productos con un año de anticipación.

Los exportadores sin planta, según la resolución de Agricultura, deberán presentar un «plan de trabajo proyectado para el próximo año, con detalle de mercadería a exportar, volúmenes, proveedores y destinos».

La secretaria de Comercio Interior, Paula Español, por su parte, convocó de «urgencia» al Observatorio de Precios y Disponibilidad de Insumos, Bienes y Servicios creado en enero de 2015. La funcionaria le pidió a los diferentes Ministerios que designen en cinco días a sus representantes.

«Seguir generando más burocracia innecesaria con registros e instrumentos ya fracasados es lo contrario a la necesidad de generar expectativas positivas sobre la producción y la inversión», indicaron la Sociedad Rural, Federación Agraria, Coninagro y CRA.

«En momentos en los que los productores necesitamos reglas de juego claras, alarma que el Gobierno nacional siga transitando sendas erradas, tomando medidas inconsultas que sólo profundizan la difícil situación que atravesamos», concluyó la Mesa de Enlace.

Fuente: lapoliticaonline.com

Previous Las diez razones científicas que respaldan la teoría de que el coronavirus se transmite por el aire
Next Bolsonaro dijo que "todo aquel que vote a Lula merece sufrir"