Argentina apuesta fuerte a un recurso estratégico para generar más dólares y pasar a ser potencia mundial


El Gobierno nacional movió las piezas e impulsa leyes para el control estatal del negocio. Chinos y europeos, enfocados en garantizarse el compuesto.

Tras sortear un año demoledor, reflejado en los principales pilares económicos sobre los que se asienta la gestión que encabeza Alberto Fernández, la minería de litio apunta al 2021 para recuperar el impulso que evidenció en el último lustro.

Confía, para ello, en un Gobierno que ya blanqueó su decisión de hacer de la extracción de ese material uno de los caminos para engrosar las arcas oficiales.

«El mundo avanza hacia vehículos eléctricos con baterías de litio o el uso del hidrógeno verde. Argentina debe ingresar paulatinamente en este sendero. Implementaremos incentivos tanto en la incorporación de movilidad sustentable como en la producción en el país de ese tipo de vehículos y su cadena de valor, que comienza en el litio«, reconoce el mandatario.

La decisión oficial de poner foco en esa explotación, más allá de la condena social creciente que evidencia la minería a gran escala, está a un paso de obtener un espaldarazo legal con la llamada «Ley de Electromovilidad»

Se trata de un marco que están elaborando el Ministerio de Desarrollo Productivo que lidera Matías Kulfas y promete generar inversiones en el corto plazo del orden de los u$s5.000 millones.

Según confirman al diario fuentes ligadas a GEMERA, cámara que integra a las empresas que hacen exploración minera en la Argentina, la propuesta incluirá:

  • Exenciones impositivas para las compañías extranjeras que apuestan por la extracción del metal
  • Beneficios para las empresas de transporte que incorporen vehículos eléctricos a sus respectivas flotas
  • Facilidades para la instalación de fábricas de baterías y otros componentes

Un punto clave para Desarrollo Productivo está en alcanzar un acuerdo con ADEFA y AFAC, las entidades que integran a los fabricantes de automóviles en la Argentina, para avanzar con la reconversión tecnológica en las plantas de producción.

La «Ley de Electromovilidad» se articularía, además, con otra propuesta del Frente de Todos impulsada por el diputado salteño Lucas Godoy. A principios de febrero, el legislador elevó ante la Cámara baja un proyecto que, de resultar aprobado, declarará a las reservas de litio existentes en territorio argentino como «recurso natural estratégico».

La iniciativa, a la que tuvo acceso el diario apenas fue presentada, fija «como política de Estado el estudio, investigación del recurso natural mineral litio y sus derivados, el agregado de valor a los procesos productivos y su producción final«.  

Propone, también, la creación de un instituto oficial, bajo control de Desarrollo Productivo, para avanzar con la explotación e industrialización del litio.

«De los tres países que integramos el ‘Triángulo del Litio’ –Argentina, Chile y Bolivia-, solamente en el nuestro no se ha avanzado en el tratamiento de forma estratégica. Continúa considerándolo como un mineral más y tratándolo de manera fragmentaria a nivel provincial sin articulación con ninguno de los centros de desarrollo e investigación científica con los que cuenta el país», expone Godoy.

Fuente: iproup.com

Previous Sufre el bolsillo: este año, los contribuyentes ya pagan 36% más de impuestos que en el 2020
Next La Defensoría del Pueblo de Jujuy intervino de oficio para pedir al Banco Central más cajeros automáticos para la provincia