El kirchnerismo ratificó el decreto que cerró las escuelas y la Corte declaró inconstitucional


La mayoría oficialista del Senado ratificó su validez, pese a que ya caducó y el máximo Tribunal declaró inconstitucional.

La mayoría oficialista del Senado aprobó este jueves decretos firmados por Alberto Fernández, entre ellos el 241, que firmó para disponer un confinamiento en el área metropolitana con un cierre de escuelas y fue declarado inconstitucional por la Corte Suprema de Justicia a partir de una presentación de Horacio Rodríguez Larreta.

La aprobación no es más que la ratificación plena del DNU, que sólo puede ser anulado si ambas cámaras del congreso así lo definen, resulta inocua en lo operativo porque ya perdió vigencia pero, ante todo, es un claro desafío al máximo tribunal.

Guadalupe Tagliaferri. 

Le respondió Oscar Parrilli: «Es la exposición más clara de que la oposición utiliza a la educación para hacer política. Tratan de posicionar a Rodríguez Larreta como jefe de ese espacio. Piensan en el 2023 en lugar de pensar en la salud de los argentinos. Primero el poder, después el poder y finalmente los negocios. Tuvieron el poder para eso, destruyeron la salud, la educación y el Estado». 

El Senado también ratificó el DNU 287, que está vigente hasta el 21 de mayo y también cierra las escuelas el área metropolitana, pero en este caso con parámetros epidemiológicos que Larreta no objetó ante la Corte Suprema. Aunque de todos modos dejó las escuelas cerradas.

Anabel Fernández Sagasti. 

Tan duro fue el debate que cerraron los jefes de bancada, inusual cuando se debaten decretos. «Quiero dejar en claro que en el marco de la comisión de control se tienen que verificar determinados recaudos para el dictado de estos decretos. No hay emergencia que avale no respetar las competencias propias que fueron delegadas a las provincias», amenazó Luis Naidenoff.

Al cierre, el jefe de bloque del Frente de Todos, José Mayans, acusó a la oposición de «haber dejado el país destruido en default» y consideró que «ahora usan una pandemia para oponerse a todo y criticar a nuestro Gobierno».  

Un dato es que el rionegrino Alberto Weretilneck, aliado fijo del oficialismo el año pasado, votó en contra y ya empezó a ser descartado como una ayuda por el oficialismo. «En marzo del año pasado, aceptamos encerrarnos en nuestros domicilios, pero más de un año después hay cosas que han cambiado, la mirada de la sociedad cambió y por lo tanto tienen que cambiar las formas de decidir y de combatir el virus», se diferenció.

Fuente: lapoliticaonline.com.ar

Previous El Club de París postergaría el vencimiento de USD 2.400 millones para que Argentina evite el default
Next Israel inicia una ofensiva terrestre en la Franja de Gaza